Voy a mirar por mi.

Igual debería olvidarme
de mis complejos
y en vez de preocuparme
por lo que no tiene remedio
igual debería empezar
a ocuparme de mi.
  
Si la energía y las razones
que nos pusieron a alguien cerca
de repente actúan
para plantar cara al espejo,
será que el reflejo
de nosotros mismos
está empeñado
en que dejemos de juzgar
y comencemos
a querernos.

No saber lidiar con el problema
no significa que no tenga solución,
quizá es cuestión
de culpar menos
y mirar más a tu interior.

Basta de culpar a alguien
o de criticar al prójimo
por apariencia y sin motivo.
Basta de tener miedo
a superar el miedo propio.

    Que conste que hablo conmigo
    pero de ti.

#versovolador14


No hay comentarios:

Publicar un comentario