En tiempo récord

¿Te imaginas
que ahora mismo
estuviéramos juntos
abrazándonos
y arropándonos
en una de esas noches
en las que tanto nos cuesta
decirnos adiós?

Que vinieras
por la espalda
y yo me quedase
sin palabras,
sorprendida
y sonriente.
O que fuese yo
quien solo con decirlo
en voz alta,
dos minutos más tarde
pudiera estar
agarrando tu mano.

No puedo descubrir
que es lo que sientes
pero te aseguro
que a mi me es imposible
no pensarte a menudo.
Y deduzco
que a ti te ocurre lo mismo
puesto que sino
ya nos hubiésemos olvidado.

¿Y si dejamos de soñar
y aclaramos las cosas?
Yo sólo busco
llegar a la meta
sin que las múltiples promesas
se queden a medias.
Por eso lanzo una alerta,
una propuesta,
que sirva para convertir
si estás de acuerdo,
las palabras en hechos
en tiempo récord.



No hay comentarios:

Publicar un comentario