Podríamos.

Podríamos hacernos los muertos
reposando en medio del mar,
con los brazos bien abiertos
soñando sin querer despertar.

Podríamos bajarnos del cielo
y hacer una visita al infierno
para contar a aquellos locos
cuanto nos queremos.

En la vida son todo matices
igual que en nuestra historia,
entre negro y blanco, grises
incomodan a la memoria.

Pero qué mas daría eso
si cada segundo a tu lado
pudiera darte los besos
que el tiempo me ha robado.

Podríamos estar en silencio,
mirándonos a la cara,
y compartir nuestras sonrisas
como si no hubiera un mañana.

Podríamos ser invencibles
cada vez que nos vemos
y ganar como superhéroes
a las cosas más impredecibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario